domingo, 21 de febrero de 2016

Reseña de Scarlet de Marissa Meyer.


Título: Scarlet (Crónicas lunares, #2).
Autor: Marissa Meyer.
Precio: 295 pesos mexicanos.
Fecha de salida al público: 2015.
Páginas: 432.
Editorial: V&R editoras.
Formato: Pasta blanda sin solapas.

SINOPSIS:
Mientras en Nueva Beijing Cinder está a punto de convertirse en una e las fugitivas más buscadas, Scarlet, en Francia, está segura de que alguien secuestró a su abuela. Cuando la policía cierra repentinamente el caso, decide continuar la búsqueda sola. Pero para hacerlo necesitará la ayuda de Wolf, un peleador callejero que parece ser el único camino para llegar hasta ella.
Juntos, se sumergen en un mundo oscuro y peligroso, y allí conocerán a Cinder y se darán cuenta que sus historias tienen más conexiones de las que podrían haber imaginado. Juntos, deberán enfrentar a la reina lunar Levana, quien está dispuesta a todo con tal de que el príncipe Kai se convierta en su esposo, su rey... su prisionero.
Le doy las gracias a la editorial V&R por haberme dado un ejemplar de esta obra para poder compartirla y reseñarla para ustedes.



Cuando leí Cinder el año pasado, me encantó la original visión de la autora sobre un cuento clásico como el de Cenicienta. Unirlo a la ciencia ficción y la fantasía me pareció interesante y excepcional a la vez. Aunque no le puse la máxima puntuación por su final. Me pareció demasiado brusco y repentino. No un “cliffhanger”, aquello fue un “hachazo” brutal a la historia en medio de un capítulo casi. Pero no por ello Cinder dejó de gustarme, todo lo contrario.

Con Scarlet no puedo otra cosa que quitarme el sombrero y saludar con honores a Marissa Meyer. Corran a por él si no lo tienen ya, y si no han empezado la saga, consiganla. ¡Rápido!
—¿Y qué otra cosa iba a hacer? —repuso, riendo con amargura—. No sé hacer nada más, lo único que se me da bien. Hasta ayer, ni siquiera sabía qué era un tomate. 
Scarlet reprimió una sonrisa. La frustración de Lobo casi le parecía entrañable.—Pues ahora lo sabes —dijo—. Con un poco de suerte, puede que mañana descubras el brécol. Y la semana que viene podrías haber aprendido a distinguir una calabaza de un calabacín. 
Lobo le lanzó una mirada asesina. 
—Lo digo en serio. No eres un caballo viejo que no pueda aprender trotes nuevos. Puedes llegar a ser bueno en otra cosa que no sea pelear. Ya encontraremos algo. 
Lobo se pasó una mano por el pelo, alborotándolo incluso más de lo habitual. 
La portada sigue siendo impactante igual que en la primera entrega, no sé qué nos reservarán para las dos que faltan pero estoy deseando ver más muñequitas de esas. 
Scarlet me ha parecido un personaje fantástico. Una chica leal a su familia, valiente para defenderlos y defenderse. Sin miedo a lo desconocido. Uno de los mejores personajes que he leído últimamente. Y, sin duda, unir su historia a la de Cinder (no solo es de agradecer) ha logrado crear una variación de ritmo entre las dos protagonistas que me ha encantado. Scarlet es todo carácter, arriesgada, cabezota. Y Cinder es reflexiva, dulce y amable. Sí, sin dudarlo ha sido un gran acierto.

La relación entre Scarlet y Lobo también me encantó. Con ese punto de desconfianza siempre presente, no sabía cuándo confiar en Lobo y cuándo desconfiar. Muy en la línea de Caperucita… el lobo amable y solícito del que sospechas que oculta algo… ¿o es tu imaginación?

Y no puedo dejar de hablar del fantástico Thorne. ¡Qué personaje! Simpático, atrevido, desvergonzado, presumido y lo que me he reído con él. Me ha recordado muchísimo al capitán Jack Sparrow… Espero de verdad que tenga más protagonismo en los siguientes libros porque entre él e Iko (la “amiga” de Cinder) son de los personajes que te despiertan muchísima ternura.
—Espera. 
Lobo se detuvo y la miró. 
Scarlet se acercó a él con una ceja enarcada. 
—Vuelve a hacer eso. 
Lobo retrocedió ligeramente, con un brillo nervioso en la mirada. 
—¿Qué haga qué? 
—Sonríe. 
La orden obtuvo la respuesta contraria. Lobo retrocedió, con la mandíbula tensa, como si quisiera asegurarse de que sus labios permanecían cerrados. 
Scarlet vaciló solo un instante antes de acercarle las manos a la cara. Lobo torció el gesto, pero no se movió cuando ella lo tomó por la barbilla y le separó los labios delicadamente con el pulgar. Lobo tomó aire antes de tocarse la punta de un diente con la lengua. 
No eran normales. Aquellos dientes largo y afilados casi parecían colmillos.
Pero un gran acierto del libro es la facilidad con la que la autora ha conseguido enlazar las dos historias, la de Cinder y esta, la fluidez entre ambas hace que parezca una sola historia, como si fuese una continuación totalmente natural. No hay cortes, no hay fisuras. Es perfecta. Y con todo lo que me dolió y me frustró el final de Cinder, tengo que reconocer que su continuación es fabulosa.

Con un ritmo ágil y rápido en momentos de acción, y algo más pausado en otros, hace que devores el libro sin casi darte ni cuenta. Si Cinder consiguió enamorarnos os aseguro que con Scarlet caeréis rendidos a los pies del buen hacer de Marissa Meyer. Solo espero que no decaiga en los siguientes porque me llevaría una tremenda desilusión.

Calificación:

RECOMENDADO AL 100%, pero eso no es todo, si no que ya estamos a la vuelta de la esquina de que venga la tercer parte de esta saga y es nada más y nada menos queeeeeeeeeeee......................




Y esto no viene solo, resulta que como bien dice la primer página, está una promoción en Gandhi en la que al hacer su orden de Cress, les regalan una pequeña lampara de lectura :D a poco no es genial????

No me creen?

VEAN:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...